Implante de válvula para glaucoma

La cirugía de IMPLANTE DE VALVULA para control del glaucoma  es un procedimiento en el cual se introduce un pequeño tubo al interior de la parte delantera del ojo, conectado a un reservorio que se coloca más atrás fuera del ojo (pero debajo de la conjuntiva); esta cirugía ofrece un éxito mayor que la trabeculectomía y la esclerectomía profunda, y es muy útil en casos en los cuales estas dos cirugías han fallado.

Válvula para control del glaucoma

Dirección de implantación de la válvula, debajo de la conjuntiva.

Localización final de la válvula, en la parte posterior del ojo, debajo de la conjunitva, entre los musculos extraoculares.

 

Luego de la cirugía ni el tubo intraocular ni el reservorio son visibles a simple vista.

 

 

La cirugía se realiza en una clínica, de manera ambulatoria (no hay que dormir en la clínica), con anestesia local o general, y usualmente toma unos 45 minutos.  No duele durante ni después del procedimiento  El ojo se deja ocluido por 24 hrs, y se destapa al día siguiente.

Durante los primeros días del postoperatorio es normal tener lagrimeo, intolerancia a la luz, mala visión (peor que la que tenía antes de operarse) y enrojecimiento, todo lo cual irá cediendo poco a poco con el paso de los días.  Las suturas se retiran a los 15 días.